Opinión de las alumnas

Que opinan las alumnas

Con el fin de dar a conocer mi trabajo a nivel web es que he solicitado a algunas de mis alumnas que describan con sinceridad la experiencia de asistir a los encuentros de Psicología, Danzaterapia, Danza del vientre… Quisiera agradecer todas las palabras de amor y sugerencias recibidas.

Al final del post están las opiniones de todas las chicas <3

Lo que nunca imaginé es que una de ellas, Esther López se lo currara de esta manera.. y me nace hoy compartirlo con todos ustedes.

 Se lo que estás buscando!

Cómo llegué hasta aquí, no lo sé. Sucedió sin pensarlo ni buscarlo, me lo encontré simplemente. Fue como cuando vas paseando y ves una flor bonita, que te detienes y modificas tu ruta para ir a olerla.

Siempre he sido una persona perfeccionista y llena de preguntas, inquieta. Lectora empedernida y analítica. De ciencias, puras. Impaciente, exigente. En algunos aspectos, muy integrada en este frenético ritmo de vida que no da tregua si no lo paras. Y un día, enmedio de mis implacables críticas e infinito curiosismo, apareció ella, bailando. Feliz, despreocupada, sonriendo siempre, liderando y empoderándonos para la fiesta, animándonos a ir con ella. Sabéis esas personas que llaman tu atención por su actitud, por su estar …? Pues Javiera es una de ellas y yo la quise seguir.

El resto es historia y hasta a mí me sorprende cuando lo ordeno en mi cabeza para plasmarlo y explicarlo por escrito. Una dura prueba para mi mentalidad racional. Empecé clases de danza con ella y al acabar, compartíamos charlas en el coche en el que viajábamos, Javi de vuelta a casa y yo hacia mi trabajo. “Tu cuerpo habla, escúchalo”, “no tengas miedo”, “confía”, “enraízate, ánclate al suelo”, “respira el movimiento”, “baja la energía” y unas cuantas más frases que yo no entendía desde mi cabeza, pero supongo que sí desde mi corazón. Por primera vez acepté no comprender y dejarme llevar. Javi tiene una fe en las personas que impacta, una seguridad en el potencial que asusta. Su entusiasmo y persuasión te animan a intentar lo que te diga. A atreverte. Y poco a poco, fue así como escuchándola, me planté más allá y abrí los ojos para ver el mundo desde otra perspectiva, el de mi responsabilidad. Descubrir algunas cosas y atravesar algunas zonas fue difícil, pero el resultado final fue liberador y emocionante de llorar.

Detente. Respira. Coge el mando y cree en ti. Duerme, descansa. Come sano. Dile a la gente lo que sientes desde la positividad, no desde el reproche. Entrégale al mundo todo lo que tienes por ofrecer. Baila, no dejes de bailar: aquellos que eran vistos bailando, eran considerados locos por quienes no podían escuchar la música. Todo esto aprendo e integro con Javi. Puedes afianzar una buena técnica de danza, pero si te animas, con ella te llevarás algo más: una filosofía de vida.

Hace unos meses, subí otro peldaño en la escalera y empecé a girar. Sufismo. Minutos y minutos dando vueltas. “Cómo puede ser que no te marees?”, “uuuf, yo no podría”. Ya … yo también lo creía … hasta que me animé a hacerlo. Y ahora que Javi ha despegado en su carrera profesional, creo que era justo y necesario que os explicara cómo me han transformado sus clases, sobretodo para animaros a probar la experiencia. Un buen viaje que si quieres, te despeinará todo el cabello. Te cambiará. Te hará feliz.

Vivimos en un mundo en el que nos arrastran algunas corrientes. Enfrascados en nuestros pensamientos y nuestras creencias (la mayoría limitantes), pasamos por alto la belleza y la sencillez de las pequeñas cosas. Ocultamos lo que sentimos, nos da vergüenza compartir y expresarlo, sobretodo por parecer unos desadaptados, cuando la realidad es justo que eres lo contrario y además un valiente. Y las personas así, libres, dan miedo. Son los grandes enemigos del sistema frío que tenemos instaurado. Pero las personas así son las que sostienen el planeta para que no se vaya a pique. Las que son capaces de encontrar el oasis en el desierto. Son de las que de verdad, merece la pena aprender de ellas.

Si nos pilla el fin del mundo, que sea bailando. Y si es con Javi, mejor. 🙂

Suerte en tu andadura y gracias, mil gracias por todo lo que me llevo de ti.

Esther López

“Sólo desde el corazón puedes tocar el cielo. La inspiración que buscas, ya está dentro de ti. Quédate en silencio y escucha.”

Rumi

Opiniones alumnas Danzaterapia y giros sufís fusión

Opiniones de alumnas de danza

La opinión de Esther 

Me darías tu opinión sincera de la experiencia vivida en los cursos, clases, charlas o talleres?
Son solo 2 min!
De antemano gracias <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *