fbpx

Cómo trabajar la mente a través del cuerpo

mujer meditando
Javiera Morales Daviu

Javiera Morales Daviu

Hoy te traigo una entrevista que me hicieron las chicas de Coaching Abiliti donde hablamos, entre otras cosas sobre la relación entre el lenguaje del cuerpo y nuestros propios pensamientos.
Fue una conversación muy interesante y espero que tú también la disfrutes.

Te hago un pequeño resumen de los temas que abordamos durante la entrevista con sus respectivos tiempos y también te dejo la transcripción literal, para que puedas buscar faliblemente los temas que te interesen.

00:00:39
El cuerpo, las emociones y la mente son un conjunto. Una concepción más holística del ser humano.
00:01:05
Cómo trabajo el cuerpo y las emociones en mis sesiones.
00:02:15
La importancia del autoconocimiento. Su auge en la sociedad occidental.
00:03:41
Está bien pensar, pero también está muy bien y es muy necesario dejar de pensar y empezar a sentir.
00:05:24
En danzaterapia yo soy parte del proceso del paciente y los cuerpos de forma natural y sin filtro encuentran la manera de poder drenarse y estar más en armonía.
00:06:30
La danzaterapia trabaja con el movimiento orgánico. Es una técnica sin técnica.
00:08:01
La importancia de tener un espacio corporal en el contexto empresarial, donde se pueda salir de la mente para entrar al cuerpo para poder relativizar las cosas.
00:09:57
Nuestros quehaceres cotidianos van cambiando la estructura de nuestro cuerpo.
00:11:17
Si vamos a lo natural, a lo más básico, lo que necesitamos cada día es comer, movernos, reír, socializar y poquito más.
00:12:06
El giro sufí es una técnica de meditación en movimiento. Es muy difícil poder construir un pensamiento si estás en un giro constante.
00:13:33
El giro es algo natural. Muchos niños pequeños giran por diversión.
00:14:00
No hay una condición, una edad, una manera o una forma corporal específica, todo el mundo puede girar.
00:14:37
Tú eres tu propio eje. Si eres tu propio eje y tu foco está dentro no te vas a marear.
00:15:15
La mayor parte de los asistentes tiene una sensación de que falta algo en su vida. Cuando llegan a los cursos se dan cuenta de que está dentro. El gran aprendizaje es aprender a encontrar eso que te falta, adentro.
00:15:41
Ser feliz es algo que se tiene que proponer. No es una decisión sencilla, es una decisión que acarrea un hábito, que acarrea hacerte cargo de tu felicidad.

Espero que la disfrutes y me puedas conocer un poquito más.

Presentación y pregunta: Hoy estamos con Javiera que va a hacer la entrevista de Tomando café y ella es psicóloga y aparte es profesora e intérprete de danza.

¿Crees que en el cuerpo residen nuestras emociones y es muy importante a través de él llegar a conocerlas para poder gestionarlas bien?

Respuesta: En nuestra manera occidental de entender el ser humano, hemos separado por áreas nuestra salud, por el cuerpo, la mente y las emociones. Se entiende que influyen unas con otras. El cuerpo influye a las emociones, y las emociones influyen a la mente y así. Pero, la manera en la que yo trabajo se acerca más a la psicología más moderna y a la psicología más antigua a la vez. Con más antigüedad te hablo de Platón, Aristóteles, donde al ser humano se le entendía como una sola sustancia, como un todo, un conjunto. Es una manera más holística.


Entonces mi manera de trabajar no tiene que ver con trabajar tu cuerpo para que influya en la emoción, sino que tu cuerpo es la emoción, porque realmente no hay un momento en el que yo pueda separarte y decir hasta aquí termina tu pensamiento y aquí empieza la emoción. Realmente en el momento en el que tenemos un pensamiento, una emoción o una sensación corporal está incluido todo lo demás.


Al final, esta separación a mí me ayuda para tener como una puerta hacia el mundo interno y se puede acceder a través de la mente, o se puede acceder a través del cuerpo, o a través de las emociones, pero realmente cuando queremos sanar a un ser humano o entender un ser humano es importante verlo como una cosa completa.

Pregunta: ¿Tú crees que el entendimiento de cómo somos ya nos sana, ya de alguna manera nos adecúa para gestionar la vida de una manera feliz, es decir el conocernos, el autoconocernos?


Respuesta: Sí, sí, sí, creo que es súper importante que podamos poquito a poco integrar la teoría psicológica y lo que nosotros tenemos como herramientas para comprendernos. Desde el colegio.

Pregunta: Estás sintiendo también a nivel genérico -general en la sociedad- ese cambio que se está hablando de la felicidad en las empresas, de la felicidad en el líder. Ya no sólo las personas que siempre hemos hecho yoga o meditación sino que hay como una explosión energética o vibracional. ¿Crees que está metiéndose en todas partes la felicidad o el autoconocimiento?

Respuesta: Yo creo que es sobre todo en lugares donde las necesidades básicas están más cubiertas. Mi sensación como sudamericana es que, aquí en España, al tener estas necesidades más cubiertas, es como si se pudiera empezar a pensar en las cosas más trascendentales.

Pregunta: Esta énfasis que tu das al cuerpo al conocimiento de las emociones a través del cuerpo, parece que está como calibrando el que seamos personas más completas en funcionamiento. ¿Estás por esta línea de acción con esto?

Respuesta: Sí, es porque como tú dices nos educan para poner demasiada atención en la mente y el pensamiento y está bien hasta cierto punto, nos ha llevado a evolucionar. Hay un hemisferio del cerebro que se preocupa exclusivamente en el razonamiento, en la lógica. Y está guay pensar y ponernos a pensar pero también está muy bien y es muy necesario dejar de pensar y empezar a sentir. Y evidentemente el cuerpo es la gran herramienta para estar y sentir. Son cosas muy básicas, son cosas que son tan fáciles que se hacen difíciles porque como no estamos entrenados para eso se nos hace todo un mundo sentarnos a respirar, y mira que es fácil.

Pregunta: ¿Se podría decir que tú has encontrado desde siempre entonces tu pasión. En cuanto a tu trabajo y tu propósito de vida, ¿lo has aunado?

Respuesta: Más o menos. Sí, siempre he estado en clases de danza pero hubo un tiempo en el que me dediqué sólo a la psicología clínica que ahora también practico. Pero dedicar ocho horas de tu día a trabajar problemas con la gente, cuando eres sensible como yo, es difícil. A mí me costó.

Pregunta: ¿Dirías que es súper importante para las personas que nos dedicamos a ayudar a otras personas, el autoayudarnos primero? El vaciarnos de todo lo que no gestionamos bien emocionalmente para tratar luego de poder acompañar a otras personas que están llamando a esa puerta.

Respuesta: No sólo eso, no solamente poner mucha atención en la manera en la que tú te drenas, en la manera en la que tú cambias tu aire interno, sino que también quizás ir incorporando nuevas técnicas a tu técnica, sea cual sea, que pueden ser más corporales. Porque a mí me han ayudado mucho. Yo divido ahora mi tiempo en psicología clínica impulsando un estudio con Danzaterapia donde yo soy parte del proceso del paciente y donde los cuerpos de forma natural y sin filtro encuentran la manera de poder drenarse y estar más en armonía, de una manera muy distinta de sostener a otro, más fácil.

Pregunta: Y supongo que las personas después de hacer esta Danzaterapia pueden hacerla acoplar a sus vidas, a su día a día, como una estimulación constante del autoconocimiento.

Respuesta: Sí al final la danzaterapia trabaja mucho con el movimiento orgánico. Es una técnica sin técnica, por decirlo de alguna manera, no tienes que seguir una pauta de bailar como yo, sino que, al contrario, es encontrar tu movimiento y la manera en la que pones atención, en la manera en la que esperas, la manera en que te entristeces o que te alegras. Son pasos, son formas, son posturas corporales. Entonces por ejemplo si yo he tenido una tristeza, pues seguramente bajaré mi energía hundiré mi pecho. Cada uno tiene su composición, su forma de ponerse triste pero sí que hay ciertas pautas generales, pero básicamente entendemos que cuando estamos muy tristes toda la energía es como si bajara y como si costará sacarla. Entonces si yo estoy triste y luego vuelvo a pasar esa tristeza y vuelvo a mi vida cotidiana, no pasa nada. Pero si yo tengo una tristeza que dura mucho tiempo, esta postura se va transformando en estructura. Ahí tenemos como ejemplo a algunas personas que ya son mayores que ya caminan así. Ya tienen esta estructura ósea, porque de tanto ponernos en esa postura triste -por llamarlo de alguna manera- nos transformamos de eso. Asimismo podemos cambiarlo a las otras expresiones, a la expansión, a la expresión del amor o la alegría.

Pregunta: Se nos ocurre que todo esto que, por ejemplo, una sesión contigo de danzaterapia o de expresión corporal o meditación en movimiento, estaría muy bien tenerla en las empresas, ¿no? Pero para tratar el estrés. Por ejemplo ahora tengo mi hora de almuerzo, ahora tengo mi momentito de sacar esta emoción que no sé todavía cuál es, pero que me ha provocado el hablar con cierta persona. Pues quizás esta especie de sesiones que tú haces para el estrés…

Respuesta: Yo creo que vendría muy bien, porque cuando estamos, por ejemplo, si tú me pones en el escenario de empresa, generalmente aquí lo que usamos más es la mente. Entonces estamos en la mente todo el tiempo. Estamos en la mente desde que llegamos, y tenemos que usarla no solamente por el mal hábito, sino que además te pagan por usar tu mente. Entonces poder tener un espacio corporal en donde se puedan salir de la mente para entrar al cuerpo es una oportunidad de poder relativizar las cosas.

Pregunta: Y cambiar de perspectiva, ¿no?

Respuesta: Cambiar el foco. Cambiar y entrar. De repente pueden ser 40 minutos o una hora. Las personas que trabajan en empresas y que se den un tiempo para ir a bañarse al mar, o para -si les gusta- ir al gimnasio, o si tienen su sesión de yoga, lo entenderán. La danzaterapia lo único que lo diferencia es que es más orgánico, que no tiene unas pautas, que no hay que estar allí, haciendo algo que el otro me dice, sino que la persona te guía para que busques en tu propio lenguaje corporal qué pasa, qué hay. Es como acompañarte para que te escuches y con eso que te diga tu cuerpo podrás…

Pregunta: Con las nuevas tecnologías como el WhatsApp, los móviles, las tablets nuestra postura corporal ha cambiado muchísimo y además es una postura que puede ir a la tendencia a la tristeza quizás, ¿qué opinas de esto?

Respuesta: Sí, estás muy en lo correcto, lo has enunciado muy bien. Nuestros quehaceres cotidianos van también cambiando la estructura de nuestro cuerpo. Entonces si yo estudio profesora de deportes, claro, si yo tengo que todos los días que estar con los chicos y así, mi manera de tomar un café contigo también va a ser dinámica. Asimismo como estamos en la tecnología, nos estamos encorvando, estamos comprimiendo todos los órganos internos, estamos comprimiendo el corazón, el estómago, el bazo. Y solamente el hecho de comprimirlos y de mantenernos ahí nos pone en un lugar donde es más fácil que se generen emociones estresantes.

Pregunta: La robótica nos va a centrar más tiempo en un ordenador, la inteligencia artificial también. Los trabajos van a ser más sedentarios. ¿Cómo se va a compaginar esto con la necesidad del cuerpo de moverse y de estar en forma por una parte física y otra psíquica?

Respuesta: Yo tengo la esperanza de que podamos ir despertando poco a poco para no olvidarnos que somos animales y que nos movemos, además de sociales. Que la tecnología es maravillosa y que nos da súper oportunidades, pero que de repente se nos olvida y no llevamos muchas generaciones llevando una vida como la que llevamos. Hemos creado un mundo sobre el mundo. Nuestra manera de vivir es muy loca. Lo hemos normalizado y es lo que hay. Yo nací y había esto pero es muy extraña para el cuerpo, para lo que para lo que venimos. Si vamos a lo natural, a lo más básico, lo que necesitamos cada día es comer, movernos, reír, socializar y poquito más.

Pregunta: Yo quería preguntarte una cosa porque tú haces también giros sufís. Esto es algo que en la sociedad occidental es más desconocido que en Oriente. ¿Podrías explicarnos un poco qué beneficios aportan los giros sufíes?

Respuesta: Los giros sufís son una técnica que es una meditación en movimiento. Esto quiere decir que nosotras giramos en nuestro propio eje de forma constante. Hay una técnica específica donde hay un eje que es uno de nuestros pies y el otro pie va marcando el ritmo del giro. Es decir, qué pasa, que cuando tú giras una vez o dos veces, puedes detenerte y volver a pensar. Pero cuando estás girando 20 minutos, o media hora, o una hora completa, es muy difícil poder pensar. Es muy difícil poder construir un pensamiento si estás en un giro constante.

Pregunta: Tienes el foco en el equilibrio y en el movimiento.
Respuesta: Ahí está. Entonces de alguna manera es como una herramienta de meditación, que es muy fácil para personas que les cueste dejar el pensamiento calmo estando quietos.

Pregunta: Y este miedo que tiene la gente de “me marearé”

Respuesta: “Me marearé”, eso es típico. No he empezado ningún curso con personas primerizas que no me digan “y si me mareo”, “yo quizá no gire”, “dónde está el basurero”. Pero la verdad es que es una cosa mental. No sé si habéis visto, pero los niños pequeños, muchos de ellos giran. Giran por diversión, es una cosa natural.

Pregunta: Les da risa, tendrán euforia.

Respuesta: Es una cosa natural. Todo el mundo puede girar. No hay una condición, no hay una edad, no hay una manera o una forma corporal, todo el mundo puede girar. Lo que pasa es que en Occidente es algo tan desconocido y nosotros trabajamos solamente el giro occidental, que viene de ballet clásico, donde el foco está fuera. Si tú tienes el foco fuera y empiezas a girar te vas a marear porque vas a ver esto como wuuuhuu. Pero en el giro de Oriente, en el Giro Sufí, el foco está dentro, la mirada es hacia adentro. Entonces no hay manera de marearte.

Pregunta: Tienes el eje. No puedes caer.

Respuesta: Tú eres tu propio eje. Si eres tu propio eje y tu foco está dentro no te vas a marear.

Pregunta: ¿Qué crees que están buscando los clientes que van a tus sesiones? No sé si lo verbalizan o no. Pero, ¿qué crees que busca la gente cuando va a tus sesiones?

Respuesta: Sí, me lo verbalizan y me encanta siempre ese feedback. Tengo muchas fichas online y a mano donde les pregunto de forma anónima qué sienten. Creo que la mayor parte tiene una sensación de que falta algo en su vida.

Pregunta: ¿Cómo armonía, quizás?

Respuesta: Creo que son muchas, muchas… Dependiendo de la persona, pero siempre hay algo como una falta y creo que las van buscando fuera. Y cuando llegan a los cursos se dan cuenta de que está dentro, y solamente el gran aprendizaje es aprender a encontrar eso que te falta, adentro.

Pregunta: ¿La felicidad para ti qué es?

Respuesta: Pues yo creo que el ser feliz es algo que se tiene que proponer. Pero no es una decisión sencilla, es una decisión que acarrea un hábito, que acarrea hacerte cargo de tu felicidad. Creo que si nos hacemos cargo de nuestra felicidad y buscamos qué cosas son las que nos hacen felices y esas cosas las incluimos en nuestra vida, logramos un estado de felicidad -no de euforia- donde podemos mantener una armonía y un equilibrio.

Cierre: Gracias por habernos invitado a tomar café y habernos regalado este momentazo de estar escuchándote.


Respuesta: Gracias a vosotras.

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Suscríbete a la newsletter

🌸 Descuentos para los próximos cursos 🌸 El último contenido del blog 🌸 no más de 1 mail / mes