fbpx

Aprende danza sufí. Aprende a girar bailando.

fotos girantes sufis
Javiera Morales Daviu

Javiera Morales Daviu

Tu tarea no es buscar el amor, sino buscar y encontrar dentro de ti, todas las barreras que has construido en contra de él”

Rumi

¿Has oído hablar alguna vez de danza sufí?

¿Sabes que en realidad se trata de una meditación en movimiento?

¿Te gustaría aprender la técnica de giros en danza?

¡Muchas preguntas! Lo sé.

Pero se trata de un tema que me apasiona.

Hoy quiero compartir contigo lo que sé sobre sobre sufismo y danza. Es decir, sobre los giros derviches o giros sufís.

En este artículo vamos a aprender sobre el origen y el significado de la danza sufí y te explicaré la técnica de giros en danza.

¿Qué es el sufismo?

El sufismo tiene sus raíces en el Islam, aunque ha tenido influencias de otras tradiciones, como el hinduismo, el budismo y el cristianismo. Se trata del misticismo islámico que ha evolucionado a través de los siglos hasta nuestros días.

La filosofía sufí nos invita a desprendernos del ego para llegar a sentir una profunda conexión con el universo. Se trata de llegar a ser un canal y conseguir conectar con el amor universal que rige la vida.

Dentro de esta filosofía mística nace la orden de los derviches giróvagos. Su mayor representante es Rumi, el poeta místico más importante del sufismo, que fue quien fundó la primera escuela de derviches giróvagos en Konia (Turquía) en el siglo XIII.

Aunque en sus principios la danza sufí tuvo un carácter de sincretismo místico sin dogma, con la llegada del Islam, se empaparon de contenido religioso.

¿Qué es la danza sufí?

En realidad la danza sufí es una meditación en movimiento.

Se trata de una práctica meditativa antiquísima y muy efectiva, que nuestros antepasados utilizaban como un método para conectar con la divinidad y con su propia esencia.

Este movimiento sufí, que consiste en girar sobre el propio eje, ha llegado hasta nuestros días, y hoy ¡tú también puedes aprender a practicar esta meditación sufí!

Todos podemos aprender danza sufí

Es verdad.

Por muy difícil que te parezca aprender a girar bailando, la verdad es que se trata de un movimiento que llevamos grabado en nuestros genes.

No hace falta ninguna condición específica para poder aprender a girar. Esto pasa porque en realidad se trata de un movimiento natural.

Podemos hablar de un movimiento que parece expresión de la propia vida.

En la naturaleza todo gira: nuestro planeta, el universo, los protones y neutrones…Incluso el movimiento helicoidal de nuestra sangre es giratorio.

Y, aunque en sus orígenes la meditación sufí estaba practicada exclusivamente por hombres -los derviches giróvagos-, hoy en día la danza sufí de mujeres está en auge.

Vídeo de Javiera mostrando la técnica de los Giros Sufís

Aprender a girar bailando: la técnica de giros en danza

En mis clases de giros en Barcelona hablo de su recorrido histórico y de su vinculación con la religión musulmana, sin embargo, desde hace más de 15 años que fusiono mi aprendizaje de la técnica sufí con la psicología, la psicoterapia corporal y mi propio entendimiento de la espiritualidad sin dogmas.

De esta forma he podido vivir mi espiritualidad de una forma más flexible y natural y he podido experimentar una transformación profunda.

Esto es lo que comparto con mis alumnas de giros sufís y así es cómo lo viven ellas.

Hoy he experimentado en mi cuerpo el camino de la unión … El corazón no entiende la separación, sin embargo es el camino obligado para llegar a encontrarnos en la unión profunda entre cielo y tierra, integrada en nuestro corazón… La danza Sufí es una vía para llegar a sentir la unión entre cuerpo-mente-espíritu.

Elisabetta Marzio, alumna de mis clases de Danza Sufí

Pero en este breve artículo te puedo explicar la técnica de giros en danza.

La forma es simple.

El pie izquierdo es nuestro ancla, el pie derecho marca el ritmo (ayub) constante dictado por la música.

Hay que adoptar una actitud de canal, vaciándonos de nuestros pensamientos, y permitir que la energía pase por el cuerpo sin apegarnos a nada. Ni siquiera a esta energía que recorre nuestro propio cuerpo.

Subimos la mano derecha hacia el cielo y las estrellas, como símbolo de solicitud a lo divino. La mano izquierda está abierta y mirando hacia la tierra con una actitud de entrega a los demás.

Se gira siempre de derecha a izquierda, como un viaje hacia el corazón.

El mayor desafío para el aprendiz de danza sufí es superar el miedo.

Es por esto que contar con una buena guía es fundamental. Al sentirte guiada podrás acceder al espiral del giro y hacer de ese espacio un aprendizaje profundo para tu crecimiento personal.

¿Te gustaría aprender más sobre esta técnica de giros?

Si quieres aprender a girar bailando, si te apetece vaciar tu mente y ponerte en contacto con la fuerza vital y energética que mueve toda la vida en el universo, puedes apuntarte a mis clases de giro en Barcelona.

Los beneficios son innumerables, pero quiero destacar que los giros sufís son buenos para tu mente, ya que se trata de una meditación en movimiento que hace que tu mente descanse.

Y son buenos para tu alma que se elevará por encima de los problemas cotidianos y encontrará el alivio y la seguridad de que tienes la fuerza y la sabiduría para afrontar todas las circunstancias de tu vida.

Puedes asistir a un taller puntual o realizar un curso anual.

Y tú, ¿qué piensas? ¿Te animas a probar la danza sufí?

¡Te esperamos!

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario

Suscríbete a la newsletter

Recibe un email al mes con descuentos para los próximos cursos y el último contenido publicado en el blog.